Mirador del Turó de la Rovira

210

Poder pasar momentos únicos y románticos con tu pareja no implica tener que gastar mucho dinero o tener que planificar con meses de antelación una escapada a algún lugar lejano. Podéis  vivir  momentos  inolvidables mientras visitáis Barcelona y lo más importante, disfrutando de cosas simples y a la vez tan únicas que os proporcionarán una felicidad plena.

Mirador del Turó de la Rovira en Barcelona

Si vives en la capital catalana o estás de visita con tu pareja, seguramente alojados en una estancia romántica gracias a los hoteles con jacuzzi en la habitación de Barcelona; y estáis buscando un lugar perfecto para disfrutar de cosas tan simples y bellas como ver una puesta de sol o hacer un picnic, entonces debéis de visitar el Mirador del Turó de la Rovira situado en el barrio del Carmel.  Desde allí, podréis disfrutar de unas vistas sorprendentes de  toda Barcelona, siendo uno de los mejores miradores de toda la ciudad. Además es un lugar lleno de historia, debido a que existen restos de bunkers creados  durante la Guerra Civil Española. Convirtiéndose en una zona considerada Patrimonio Histórico Español.

El  momento perfecto para subir al mirador es  durante el atardecer. Momento en el cual, el sol va descendiendo y el  cielo se  tiñe de multitud de  colores. Después de que el sol se haya ocultado, puede apreciarse como toda la ciudad se cubre de pequeñas luces artificiales. Un espectáculo bello que  no  os dejará indiferente.  También podéis  esperar  la noche en toda su plenitud y disfrutar del cielo estrellado. Ya que estáis en uno de los miradores más bellos de la ciudad, porque no disfrutar de un sencillo  picnic  basado en unos deliciosos bocadillos y algo de fruta.  

Vistas desde este Mirador de Barcelona

Desde  luego las vistas   panorámicas   de  toda la ciudad es lo más sorprendente de  este lugar. Podréis visualizar algunos edificios y monumentos importantes  como la Sagrada Familia, el Castillo de Montjuic  o la Torre Collserola, y al fondo del paisaje una línea azul que es ni más ni menos que el mar Mediterráneo.

Y si tu pareja y tú compartís aficiones como la fotografía, el Mirador del Turó de la Rovira es un lugar digno de ser fotografiado. La historia que esconde, las vistas espectaculares de toda Barcelona y la esencia urbana de grafitis repartidos por toda la zona son elementos interesantes para ser congelados a través de un sensor fotográfico.  Es una zona  perfecta para compartir gustos, conversar, relajarse y disfrutar de la belleza que rodea.

Para subir  hasta el Mirador del Turó de la Rovira  existen varias opciones. Podéis hacerlo  con coche o moto a tan sólo unos 20 minutos desde el centro de Barcelona, o bien llegar en autobús.  Las líneas de autobuses disponibles son  la  24, V17, 92 y  119  y os dejarán muy cerca del mirador, a unos cinco minutos andando.  Por último, para evitar que la zona este muy concurrida, id entre semana ya que  suelen subir menos personas.

Anota en tu lista de lugares románticos de Barcelona: el Mirador del Turó de la Rovira situado en el barrio del Carmel ¡Su belleza no os dejará indiferente!

Siguiente