> > Blanes

Hoteles Recomendados

Mar Ski

Mar Ski

Más información Reserva desde 54 €

Holiday Home Blanes

Holiday Home Blanes

Más información Reserva

Hoteles en Blanes con Jacuzzi

A Blanes se lo conoce como “El Portal de la Costa Brava”, y verdaderamente puede ser un portal al merecido descanso que con tu pareja estáis buscando, aprovechando esta oportunidad única, porque a todas las comodidades, bellezas naturales y rasgos pintorescos por las que sobresale ahora se suma la maravilla inconmensurable de un jacuzzi listo para recibirlos en vuestra propia habitación del hotel.

Sin duda un alojamiento con todo lujo de servicios y equipamiento en Blanes puede resultar ideal para pasar unas estupendas vacaciones en este destino de sol y playa. Gracias a los hoteles conjacuzzi en la habitación que encontrarás aquí, podrás disfrutar de un relajante baño tras cada jornada turística, disponiendo de una estancia mucho más cómoda que otras alternativas más convencionales, a pesar de ser en algunas ocasiones algunos de los más baratos que podemos reservar para nuestra escapada romántica. Y para ayudarte más a que aproveches tu viaje a este destino, te mostramos algunos de sus atractivos turísticos.

Por sus playas y calas enmarcadas por montañas, por su vegetación en general y particularmente por sus jardines públicos, esta localidad es la indicada para los amantes de la naturaleza y de las notas distintivas de aquellos lugares que tienen las comodidades de una ciudad pero conservan el encanto de los pueblos. 

Playa de Blanes, donde encontrarás hoteles equipados con jacuzzi

Hay momentos puntuales en los que Blanes bulle de gente, para bien, en un clima festivo formidable. Concretamente a finales de Julio, las Fiestas de Santa Ana y de San Joaquín, que abarcan ocho días con sus noches, son rematadas por el mayor concurso de fuegos artificiales en toda Europa, evento al que cada año asisten 500.000 visitantes.

Sin embargo, la tónica general de este sitio es la que mencionábamos. Los Jardines Botánicos Marimurtra (hay tres: tropical, templado y mediterráneo) son perfectos para llevarse un libro o simplemente pasear y sentarse a mirar el paisaje. Es que avivan los sentidos por la gran variedad, la agradabilísima disposición y el colorido de las plantas, así como por las construcciones muy armónicas, como los miradores que van ofreciendo vistas privilegiadas de la cala Sant Fransesc y más.

Si de vistas privilegiadas hablamos, es obligatoria la mención l Castillo de San Juan, una de las mejores ventanas posibles al paisaje hipnótico de la Costa Brava.

Pero volviendo a los jardines, es recomendable también visitar Pinya de Rosa, que está a medio camino entre Blanes y Lloret de Mar. Cactus y palmeras se alternan en la traza de una gran colina que también da al mar.

A Marimurtra y Pinya de Rosa se puede acceder con el “carrilet” un pequeño trencito que también recorre buena parte del resto de la localidad.

Hay en Blanes, por lo demás, muchos restaurantes donde degustar la mejor cocina mediterránea y bares de tapas.

Después de todo un día entreverándose plácidamente con la vida de una ciudad pequeña, a escala humana, después de largos paseos románticos por la playa abierta y por jardines deliciosos, ¿qué mejor que sumergirse en el calor reconfortante del jacuzzi? ¿Qué esperáis para venir?